Assign a 'primary' menu

Category Archives for Semana 8

Semana 8 – Cambios en tu cuerpo

Tu cuerpo está cambiando en la 8a semana de gestación

Ya hay partes de tu cuerpo que están creciendo, por ejemplo, los pechos. Muchas mujeres tienen que aumentar el tamaño del sostén o sujetador durante el embarazo. Este aumento se atribuye a la expansión de los conductos por donde circulará la leche que luego alimentará a tu bebé. Es aconsejable que no esperes mucho para comprar un nuevo sujetador, porque estarás mucho más cómoda.

Otros cambios que también puedes estar notando en estas fechas son:

– aversión a ciertos alimentos y a los olores fuertes (tu nariz es ahora mucho más sensible a los olores),
-y un cansancio que te cala hasta los huesos.

Eso se debe a que tu cuerpo está trabajando horas extras para crear un nuevo ser humano. Las malas noches de sueño irregular junto con la ansiedad que te produce el embarazo — sin mencionar las náuseas y los vómitos — son factores que pueden dejarte agotada. Pero no te desanimes: muchas mujeres comienzan a sentirse bien una vez pasado el primer trimestre.

¿Cuál es la causa de las náuseas?

Los expertos no están muy seguros acerca de por qué muchas mujeres lo pasan tan mal con las náuseas durante el primer trimestre, pero parece que la causa , puede ser las hormonas del embarazo, y especialmente las fluctuaciones en las hormonas que se dan en el primer trimestre.

Cuando los niveles empiezan a

estabilizarse, que suele ser en el segundo trimestre, la mayoría de las mujeres comienza a sentirse mejor. La palabra “náuseas” describe muchas cosas. Puede ser desde un regusto desagradable en la boca, hasta tener vómitos todo el día.

Semana 8 – Desarrollo de tu bebé

Tu bebé tiene ya el tamaño de un frijol (alubia). Y parece un frijolito saltarín porque no para de moverse, dar vueltas y cambiar de posición, aunque todavía es pronto para que tú sientas toda esta actividad. La colita que se le veía, está empezando a desaparecer y los dedos de las manos y de los pies crecen cada día. Ya se le han formado las articulaciones de los codos y de las rodillas y puede doblar sus extremidades. Aunque el sexo del bebé quedó ya fijado en el momento de la concepción, sus órganos sexuales todavía no están formados y no se puede saber a simple vista si será una bebita o un bebé..